circulo-brillante-simple-boton-rojo 17-1013213142            cm85

Club de Música y Jazz      Colegio Mayor



Comunicado de la Fundación
ante
el desalojo del C.M.U. San Juan Evangelista

 

Ante el desalojo de las personas que ocupaban el Colegio Mayor Universitario San Juan Evangelista, llevado a cabo el miércoles 18 de noviembre en cumplimiento de una orden dada por el Juzgado de Instrucción número 12 de Madrid, la Fundación San Juan Evangelista hace público el siguiente comunicado:

    1. La Fundación muestra su satisfacción y su alivio ante la resolución de una situación que suponía, en primer lugar, un grave riesgo para las personas que habían ocupado el colegio, tanto por los numerosos problemas de convivencia interna y de salubridad, como por la constante amenaza de lesiones y daños que podían resultar de los destrozos causados por aquéllas en las instalaciones y dependencias del edificio.
    2. La preocupación generada por esta situación alcanzaba igualmente a los Colegios Mayores y a otras instituciones de los alrededores, que han sufrido durante meses el comportamiento incívico de las personas instaladas en el Colegio Mayor.
    3. El estado en que ha quedado el Colegio Mayor tras el paso de estas personas es lamentable: se ha infligido daños muy graves a sus instalaciones, su mobiliario ha sufrido toda suerte de destrozos, el rico patrimonio cultural y artístico que albergaba ha sido entregado al pillaje y el saqueo... y ahora todo lo que queda es desolación y abandono, poco más que un paisaje tras la batalla.
    4. La Fundación ha mantenido en todo momento una postura clara e inequívoca en relación con la ocupación del Colegio, denunciándola ante todas las instituciones y ante la opinión pública, alertando de sus graves consecuencias y pidiendo con insistencia el desalojo que ahora se ha producido.
    5. La responsabilidad de todo lo sucedido sólo cabe imputarse, a juicio de la Fundación, a Unicaja (ahora Fundación Unicaja), que tiene otorgada la concesión del Colegio hasta el año 2038 y que, de forma deliberada y con pleno conocimiento de causa, decidió desentenderse de dicha concesión el último día del mes de julio de 2014, abandonando el Colegio a su suerte y dejando a sus colegiales en la calle.
    6. Al proceder de este modo, Unicaja era plenamente consciente (desde por lo menos el año 2003) de que tras sí dejaba unas instalaciones que precisaban una importante inversión para acometer las reformas exigidas para obtener la Licencia de Actividad, luego de haber sido requerida en tal sentido por el Ayuntamiento de Madrid a través de diversos expedientes administrativos. La inversión que Unicaja no quiso acometer cuando debía ahora se verá agravada, sin remedio, por los trabajos de reparación de los destrozos causados al Colegio Mayor durante estos meses de ocupación.
    7. El incalificable comportamiento de Unicaja en relación con el Colegio Mayor la señala como única responsable de todo lo sucedido, razón por la cual la Fundación ha pedido a la Universidad Complutense que inicie a la mayor brevedad el correspondiente expediente por desatención de sus obligaciones como concesionario, insistiendo muy especialmente en que en el marco de dicho procedimiento se depuren todas y cada una de sus responsabilidades en términos de indemnización, tanto por la inversión no realizada en su momento, como por los daños sobrevenidos por el abandono de la concesión, en tanto en cuanto de su actuación se han derivado daños gravísimos para un bien público, al punto de dejarlo inservible para prestar el servicio para el que fue creado.
    8. La Fundación dará a conocer, con carácter inmediato, su proyecto para la recuperación, reapertura e impulso del C.M.U. San Juan Evangelista del siglo XXI, inspirado en los ideales y principios que guiaron su fundación y orientaron su andadura histórica y cultural –brillante y única en tantos sentidos–, en la confianza de que el nuevo San Juan, recuperado su carácter público, reintegrado al seno de la comunidad universitaria complutense y convertido una vez más en un referente cultural, intelectual y artístico de Madrid, será digno continuador de tan ilustre trayectoria.


Madrid, 19 de noviembre de 2015



 

 


Declaración de la Asamblea de Madrid
en favor de la reapertura del
Colegio Mayor San Juan Evangelista

La Asamblea de Madrid, en su última sesión de la presente legislatura, celebrada el día 19 de marzo de 2015, hizo pública una declaración en favor de la reapertura del Colegio Mayor Universitario San Evangelista. Dicha declaración, dada en respuesta a una petición de apoyo realizada por la Fundación San Juan Evangelista, fue presentada y aprobada por unanimidad de todos los grupos parlamentarios con representación en la Cámara.
El texto de la declaración (recogida en la pág. 31 del Boletín Oficial [] de la Asamblea de Madrid de 27 de marzo) reza así:

En la sesión del día 19 de julio de 2009 la Asamblea de Madrid, a propuesta de los tres Grupos Parlamentarios presentes en la VIII Legislatura y a petición de la Asociación de ex colegiales del Colegio Mayor San Juan Evangelista, apoyaron reclamar la implicación y el compromiso de las Administraciones competentes para garantizar la continuación de dicho centro.
Sin embargo, el 29 de julio de 2014 el colegio mayor fue cerrado. Por lo que ahora, a propuesta de los cuatro Grupos Parlamentarios –Popular, Socialista, de Izquierda Unida-Los Verdes y Unión Progreso y Democracia–, como respuesta a una nueva petición de apoyo formulada por la hoy denominada Fundación San Juan Evangelista de antiguos colegiales del Colegio Mayor San Juan Evangelista, la Asamblea de Madrid vuelve a reiterar "el reconocimiento expreso de la impagable labor que durante años ha realizado el Colegio Mayor Universitario San Juan, que permitía que muchos jóvenes pudieran acceder a la universidad en condiciones económicas asequibles; la difusión cultural por la que siempre se ha caracterizado hacia la universidad y la ciudad de Madrid siempre al lado de la innovación y la vanguardia; la referencia arquitectónica que representa su edificio; su simbolismo en la lucha por la libertad y la democracia en nuestro país".
La Asamblea de Madrid, mediante esta Declaración Institucional, se manifiesta para pedir la implicación de la Administración autonómica, la garantía de la Universidad Complutense, el firme compromiso de la propiedad del colegio, Unicaja, y la difusión de la presente Declaración Institucional ante todos los ámbitos competentes, para procurar la reapertura del Colegio Mayor Universitario San Juan Evangelista.

Sede de la Asamblea, 18 de marzo de 2015
El Presidente de la Asamblea
JOSÉ IGNACIO ECHEVERRÍA ECHÁNIZ 

 
La Fundación San Juan Evangelista agradece a los grupos políticos que han impulsado esta iniciativa su apoyo decidido y sin fisuras al trabajo que tanto la Universidad Complutense como la propia Fundación están realizando para lograr su reapertura, en el plazo de tiempo más breve que sea posible y contando con todas las garantías normativas y técnicas preceptivas.

Entendemos, asimismo, que esta declaración, en virtud del consenso con que se ha generado, ofrece un respaldo inequívoco, ante la opinión pública y ante las administraciones implicadas, a la posición y a las tesis defendidas en todo momento por la Fundación San Juan Evangelista en relación con el futuro del Colegio.
En razón de lo dicho, consideramos que toda manifestación relativa al Colegio Mayor Universitario hecha por responsables de cualquiera de dichas administraciones debiera sujetarse a los términos señalados en esta declaración, por sentido de la responsabilidad política y por respeto institucional al parecer unánime del conjunto de las fuerzas políticas con representación en la Asamblea, que son expresión, al cabo, del sentir de la ciudadanía madrileña.

Madrid, 24 de marzo de 2015

 


 

 

La leyenda del templo
Medio siglo de música en vivo en la Universidad

 

portada

"Érase una vez un escenario madrileño levantado por voluntad de algunos estudiantes que, a finales de los 60, optaron por la música y el teatro y la poesía y el cine y la libertad. Fruto de esta pasión surgió el Club de Música y Jazz del Colegio Mayor San Juan Evangelista, el Johnny, por cuyas tablas desfilaron los más grandes del jazz, del flamenco, del folk, de la canción de autor y de un nutrido elenco de músicas del mundo.

Ésta es la historia de un escenario, el de Camarón y Tomatito, el de Chet Baker, el de Gillespie, el de Morente, el de Mercedes Sosa, Hugh Masekela y Javier Krahe. Es un libro coral lleno de pasadizos secretos que conectan realidad y ficción, los cinco continentes con las entrañas de un colegio mayor, la música y los sueños de miles de artistas, universitarios y aficionados que consiguieron hacer de este auditorio una leyenda sin parangón en el panorama musical de este país.

La obra, cuya edición, además de selección de textos, ha corrido a cargo de Daniel Ortiz Peñate, cuenta con un suculento material gráfico, carteles y programas en un trabajo espectacular de la mano del diseñador gráfico Luis Morales y con un epílogo del principal culpable de toda esta locura: el gran Alejandro Reyes, responsable del Club durante toda su existencia.

Bienvenidos a este maravilloso viaje por más de cuatro décadas de música en vivo, aflójense el cinturón, si lo desean también la cadera, sigan el compás con el pie o chasqueando los dedos, así, ole, sí, bravo... y lo más importante: disfruten del trayecto".

La leyenda del templo.Medio siglo de música en vivo en la Universidad
Autor: Varios
Páginas: 208
Edición: Daniel Ortiz Peñate
Diseño y maquetación: Luis Morales
Epílogo: Alejandro Reyes
PVP: 26 €
ISBN: 978-84-940573-5-9
Distribuye: UDL Libros


Los royalties de este libro se destinan a la Fundación San Juan Evangelista

Comprar aquí

 


Madrid, 23 de mayo de 2015


 

 


Unicaja se queda sin “su” indemnización

El pasado 23 de febrero, ante el Consejo de Gobierno de la Universidad Complutense, el Rector José Carrillo comunicaba que en fecha reciente había firmado –ateniéndose a una propuesta de la Secretaria General de la Universidad– una resolución administrativa por la que denegaba a Unicaja su reclamación de responsabilidad patrimonial contra la Complutense. En su declaración, el Rector informó de que esta decisión contaba con el aval de los órganos consultivos competentes. Una noticia excelente para el Colegio Mayor San Juan Evangelista, pésima para Unicaja (ahora, Fundación Unicaja).
En efecto, en su estrategia de abandono del Colegio, Unicaja tenía previsto, no sólo ahorrarse una millonaria reforma de sus instalaciones (reforma obligada por el deterioro de las mismas y por la nomativa vigente, e instada en sucesivos sucesivos requerimientos por el Ayuntamiento), sino también hacerse, por añadidura, con un rico “botín”, el de una indemnización a la que alegaba tener derecho por las inversiones y gastos que decía haber afrontado a cuenta de la explotación del San Juan (y ello, a sabiendas no sólo de que la inversión inicial no sólo había sido amortizada, sino incluso de que año tras año se habían obtenido muy notables beneficios).
De haberse consumado sus planes, las consecuencias para el Colegio habrían sido desastrosas, por no hablar del grave quebranto que hubieran supuesto para las arcas de la Universidad Complutense y, en último término, para el erario público. La Universidad, de hecho, se vería obligada a hacer frente a la reforma no realizada (cuyo importe, en función de la documentación disponible, se puede estimar en torno a los 6.000.000 de euros) y a una indemnización que Unicaja, en sus estimaciones, había fijado inicialmente en torno a los 10.000.000 de euros. Una carga excesiva que la Complutense no podía soportar y que la habría empujado, por ello, a buscar soluciones en empresas con capacidad e interés por hacerse con el Colegio. Empresas que muy posiblemente tenían trazado, desde mucho antes, su plan de negocio, y que sólo aguardaban a que el San Juan cayera en sus manos como fruta madura. En un escenario así, éste habría dejado de ser el Colegio Mayor que fue para convertirse en un mero negocio en manos de unos empresarios para los que la historia, la cultura y el espíritu del San Juan no eran más que activos comerciales, señuelos propagandísticos al servicio de una estrategia con un fin único: ganar dinero.
En este frente, la Fundación San Juan Evangelista libró una dura batalla de la que hoy se siente particularmente satisfecha y orgullosa. Por el resultado y por sus consecuencias. En efecto, en reiteradas ocasiones, entre los meses de enero y junio de 2014, su Patronato negó toda validez a las pretensiones de Unicaja, argumentado con abundante doctrina legal y jurisprudencial, y proponiendo, para más seguridad, que se acudiese al dictamen del Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid (véase, en la sección Dossier, “La Fundación y la Universidad Complutense: en defensa del Colegio Mayor San Juan Evangelista”). Fue un largo camino, no exento de dificultades, dudas y reticencias, Pero, al cabo, las autoridades complutenses actuaron en el sentido que proponía la Fundación. Gracias a ello llegan muy buenas noticias para el San Juan, pues se aleja la amenaza de las empresas explotadoras, y aún mejores expectativas, ya que la posición de la Universidad, ahora avalada por el correspondiente órgano consultivo, ofrece una gran seguridad, y no sólo de cara a una hipotética resolución judicial instada por Unicaja, sino también, y esto no es menos relevante, con vistas a la exigencia que la Universidad debe plantear a la entidad para que satisfaga el importe económico de las reformas pendientes que, desde el año 2003, hubiera debido ejecutar para adaptar las instalaciones del Colegio.
La Fundación San Juan Evangelista es muy consciente de que éste no es sino otro paso en el camino, que todos adivinamos largo, hacia la reapertura del nuevo San Juan. Pero también tiene presente que es un paso muy importante. Ante todo, porque abre para el Colegio una puerta a la esperanza, ahora fundamentada en hechos y evidencias. También porque supone un gran revés para Unicaja, cuyas pretensiones y argucias están quedando al descubierto y en entredicho. Finalmente, porque entraña una gran victoria de la sociedad civil, movilizada en defensa del interés común frente a las prácticas depredadoras de quienes sólo ven la educación y la cultura un mero negocio.
Queda mucho por hacer, y aún habrá que afrontar no pocos reveses y dificultades, pero, después de tantos meses de lucha agónica, después de tanta brega en medio de la incertidumbre y de la oscuridad, queda, como un hito, la doble certeza de que el Colegio tiene un futuro y de que todos los colegiales del San Juan –los de ayer, los veteranos, los de la primera hora– están llamados a participar en su construcción. No cabe, en la hora presente, mejor prueba de eso que todos conocemos como “espíritu del Johnny”.


Madrid, 24 de marzo de 2015

 


 


Una pequeña luz al final del túnel
Primeros reveses para Unicaja, buenas noticias para el San Juan

Con relativa rapidez, más de la que inicialmente se preveía en las estimaciones más optimistas, empiezan a sucederse las noticias desfavorables para Unicaja. Ésta, como es sabido, presentó recurso contencioso-administrativo contra la prórroga inicial de un año, decidida por la UCM en junio de 2013. Posteriormente, en 27 de marzo de 2014, el Consejo de Gobierno de la Universidad acordó otorgar a la misma Unicaja la prórroga de la concesión por 25 años, hasta 2038 (el plazo máximo permitido por la ley). Esta segunda decisión fue igualmente recurrida por Unicaja.
En relación con el primer recurso presentado por Unicaja (nº 541/2013), la UCM alegó que se había dado a ésta satisfacción extraprocesal al concederle la prórroga en los términos que había solicitado (con sujección a la normativa vigente). Además, la decisión de marzo de 2014 conllevaba la revocación de las medidas acordadas el verano anterior en relación con la prórroga inicial de un año.
Con fecha de 27 de junio de 2014, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 12 de Madrid dio por buenos los argumentos de la UCM y desestimó en un Auto (nº 227/2014) el recurso planteado por Unicaja. Ésta interpuso, de inmediato, un recurso de apelación (nº 1188/2014) ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Con fecha de 17 de diciembre de 2014, la Sección Octava de esta Sala dictó nuevo fallo (Sentencia nº 741) que confirmaba el anterior: en virtud de esta sentencia, comunicada a la UCM en enero de 2015, se desestimó el recurso de apelación interpuesto por Unicaja y se condenó a ésta al pago de las costas del proceso.
En el momento actual, están pendientes los fallos sobre los recursos presentados por Unicaja contra la prórroga de 25 años. A la luz de los argumentos dados por las dos salas que han juzgado los recursos previos, entra dentro de una cierta lógica suponer que no serán muy distintos de los que empleen los jueces que han de decidir sobre esos otros recursos. No obstante, la experiencia aconseja ser prudentes y cautos en estas cuestiones.
En el caso de que se confirme, como es de esperar, que Unicaja es la concesionaria efectiva del Colegio, la Fundación estima que la UCM podrá proceder contra ella por abandono de la concesión. A partir de ese momento, el proceso para la recuperación del San Juan empezará a dar pasos en firme.


Madrid, 24 de febrero de 2015

 


 


Comunicado de la Fundación San Juan Evangelista
sobre la situación actual del
Colegio Mayor Universitario San Juan Evangelista


La Fundación San Juan Evangelista, creada por antiguos colegiales del Colegio Mayor Universitario San Juan Evangelista para la defensa de este Colegio y de su legado formativo, cívico y cultural, desea hacer pública su posición en relación con la situación de las instalaciones del Colegio, en el momento presente ocupadas por un grupo, cada vez más amplio y variado, de personas con muy dispares procedencias, circunstancias, necesidades y propósitos.

La ocupación que en este momento sufre el Colegio Mayor fue precedida, durante los meses de agosto y de septiembre, de una secuencia de intrusiones, asaltos, destrozos y saqueos, en suma, actos vandálicos, que causaron daños irreparables no sólo en las propias instalaciones, sino también, y más importante, en el rico e insustituible patrimonio cultural y artístico del San Juan Evangelista. Un patrimonio que es fruto del esfuerzo continuado de generaciones de colegiales comprometidos en el empeño de vertebrar iniciativas culturales de toda índole, entre las cuales sobresale, por derecho propio, su Club de Música y Jazz.

En este escenario previo de destrucción se ha venido produciendo la irrupción en las instalaciones del Colegio de un número indeterminado, pero siempre creciente, de personas que, vinculadas o no a los movimientos sociales etiquetados bajo la rúbrica común de "movimiento okupa", se han establecido en sus dependencias y hasta el día de hoy hacen uso de las mismas como si fueran de su entera y única propiedad.

La Fundación San Juan Evangelista, sin entrar a valorar la bondad de las razones y de los objetivos de estas personas, está obligada, en virtud de sus fines fundacionales, a velar por la preservación del Colegio Mayor Universitario San Juan Evangelista, lo que afecta, en primer lugar, a sus instalaciones.

Por ello, y en razón de todo lo dicho, esta Fundación denuncia que la actual apropiación del Colegio por parte de personas ajenas al mismo, además de quebrantar la normativa vigente, entraña un notorio daño para aquél en el momento presente y, no menos importante, una seria amenaza para su futuro. En consecuencia, hace un llamamiento a estas personas para que, por respeto para lo que ha sido, es y debe ser el Colegio Mayor Universitario San Juan Evangelista, desistan de su ocupación y procedan a su desalojo en la forma más ordenada y tranquila que les sea posible.

Asimismo –y aun con plena conciencia de que la maraña procesal y administrativa que atenaza en el momento presente al Colegio dificulta sobremanera cualquier decisión–, apela un vez más a la Universidad Complutense de Madrid para que, atendiendo a la responsabilidad que tiene contraída con el patrimonio del que es depositaria, vele con especial atención por la preservación de los edificios, las instalaciones, el mobiliario, los enseres y, de modo muy particular, el patrimonio artístico, cultural y documental del Colegio Mayor Universitario San Juan Evangelista. Y pide que, para ello, la Universidad haga uso de cuantos instrumentos legales y administrativos tiene a su disposición.

La Fundación hace extensiva esta apelación –que es, al cabo, una demanda de auxilio– a todas las entidades políticas y administrativas que en los ámbitos municipal, regional y nacional tienen capacidad competencial e interés institucional en la preservación del Colegio y en el impulso del proyecto cultural, formativo y cívico vinculado al mismo.

Por último, la Fundación se reafirma con toda convicción en su denuncia de la responsabilidad que el actual concesionario del Colegio, la entidad bancaria llamada Unicaja –Fundación Unicaja, desde el 24 de noviembre de 2014– tiene en la situación de abandono y expolio que sufren las instalaciones del Colegio Mayor Universitario San Juan Evangelista. Por ello, insta a la Universidad Complutense, como institución otorgante de dicha concesión y, como tal, responsable in vigilando de la misma, para que impulse cuantas iniciativas administrativas y legales estén en su mano a fin de obligar al concesionario a que asuma la responsabilidades que le incumben, se haga cargo de las reformas que impiden la reapertura del Colegio, obtenga los permisos administrativos necesarios para reiniciar la actividad y, llegado el momento, devuelva a la comunidad universitaria complutense un Colegio Mayor con unas instalaciones y un equipamiento actualizados, un Colegio digno, en suma, de la historia y del acervo cívico y ético que encarna el San Juan Evangelista.


Madrid, 11 de diciembre de 2014

 


 


A la entidad llamada Unicaja


En el día de hoy abandonan Vds. el Colegio Mayor Universitario San Juan Evangelista, del que son concesionarios. Una concesión que les fue otorgada en el mes de marzo por la Universidad Complutense de Madrid y ratificada por un juez apenas dos meses después. Una concesión en regla, pues, de la que Vds. se han desentendido.


Con este escrito les estamos trasladando la irritada indignación que sienten casi doscientos colegiales a los que Vds. han dejado en la calle sin mediar una sola palabra; la de muchos otros que querían y quieren ser parte del Colegio, y a los que Vds. no dieron la más mínima oportunidad; la de muchos de sus empleados, a los que han dejado sin trabajo; la de cientos de antiguos colegiales que asisten, incrédulos, a algo que ni siquiera las facciones más cerriles del antiguo régimen se atrevieron a plantearse; la de una sociedad que contempla, atónita, cómo se pretende dar cerrojazo, sin más, a una experiencia académica, cultural y cívica que ha sido referente permanente en los últimos cincuenta años de nuestra historia. Vds. contribuyeron a forjarla suponemos que muy a su pesar en más de una ocasión; ahora, con sus hechos, la desprecian y reniegan de ella.

El tiempo, que pone a todos en su lugar, dirá la verdad de que lo que hoy están perpetrando. Sepan, sin embargo, que es decisión firme de esta Fundación ayudar a que esa verdad salga a la luz cuanto antes, y que para ello no hemos de descansar en la indagación de las razones, las vías y los medios que han llevado a la situación actual. Una indagación que alcanza igualmente al estado en que dejan el Colegio.

Cuesta imaginar que, cuando Vds. decidieron abandonar de este modo el Colegio, no fueran conscientes de que hacerlo así podía suponer un golpe irreversible para el mismo. Si tal fue el caso, no les importó. En esto, al menos, pueden estar tranquilos. Nuestra Fundación lucha, y seguirá luchando, en colaboración con los colegiales, con los antiguos colegiales, con la Universidad Complutense y con otras entidades afines para encontrar una solución que permita abrir de nuevo, y lo antes posible, la puertas del San Juan Evangelista, convencidos, como estamos, de que éste tiene por delante un futuro brillante y prometedor, siempre en la línea del compromiso cívico, cultural y académico que ha sido su principal seña de identidad durante este medio siglo de existencia.

Madrid, 29 de julio de 2014

 


 

Comunicado conjunto
de las Fundaciones Ortega-Marañón,
Giner de los Ríos/Institución Libre de Enseñanza
y San Juan Evangelista


La Fundación San Juan Evangelista, la Fundación Ortega-Marañón y la Fundación Giner de los Ríos/Institución Libre de Enseñanza expresan su voluntad de explorar conjuntamente un modelo institucional que asegure una gestión sostenible y dé continuidad al legado cívico, educativo y cultural acumulado a lo largo de su historia por el Colegio Mayor San Juan Evangelista.

Las tres Fundaciones se comprometen a realizar las gestiones necesarias ante Unicaja y ante la Universidad Complutense de Madrid y a tomar cuantas iniciativas sean pertinentes para dar inicio a una nueva etapa en la ya larga vida de este emblemático Colegio Mayor, situado en el corazón del Campus de la Ciudad Universitaria de Madrid.

Esta iniciativa conjunta se propone impulsar un nuevo San Juan, que encarne un modelo de Colegio Mayor plural e independiente, que persiga la excelencia académica, primando el mérito y la capacidad, y que desarrolle un proyecto educativo comprometido con su entorno social y cultural. Un Colegio, en fin, para el siglo XXI, en el que se formarán estudiantes capaces de afrontar los desafíos de la España de hoy y del mundo globalizado en el que vivimos.

Madrid, 23 de mayo de 2014

 

 
Hasta siempre, Cifu

Cifu en la constitución de la Fundación

 


  • Comunicado de la Fundación ante el desalojo del C.M.U. San Juan Evangelista
  • La leyenda del templo. Medio siglo de música en vivo en la Universidad
  • Declaración de la Asamblea de Madrid en favor de la reapertura del Colegio Mayor San Juan Evangelista
  • Unicaja se queda sin "su" indemnización
  • Una pequeña luz al final del túnel
  • Comunicado de la Fundación San Juan Evangelista sobre la situación actual del Colegio Mayor Universitario San Juan Evangelista
  • A la entidad llamada Unicaja
  • Comunicado conjunto de las Fundaciones Ortega-Marañón, Giner de los Ríos/Institución Libre de Enseñanza y San Juan Evangelista
Ir Arriba